Literatura en acción

Este trimestre, alumnado de 4º de la ESO y 1º Bachillerato ha escogido la lectura de ‘La Edad de la Ira’. La propuesta lectora incluyó desde textos expositivo-argumentativos sobre temas de la obra hasta la representación teatral en el teatro El Raval de Castellón, organizada por Trobada de Teatre Jove. La experiencia se ha enriquecido con la participación del propio autor, Nando López, quien ha respondido a sus preguntas y les ha animado a respetar la diversidad para vivir en un mundo más plural.

Cine y literatura

Imagina transformar la manera en que los jóvenes perciben los clásicos literarios, convirtiendo obras centenarias en experiencias vibrantes y relevantes para el estudiante digital de hoy. ¿Cómo lograrlo? A través de la fusión de la literatura con la creación audiovisual, dando vida a personajes y narrativas que trascienden el tiempo. Este proyecto audiovisual único, nace de una chispa de inspiración de Sonia Alonso y Vero Espinosa. Ambas, con su experiencia en la creación de cortos han sido fundamentales en el diseño y adaptación de este proyecto innovador para la asignatura de Lengua Castellana y Literatura.

En el primer paso presentaron relatos propios que pudieran vincularse con los clásicos literarios previstos para este curso (1º Bachillerato). La respuesta fue muy creativa y variada, pero fue la trama inspirada en «El Quijote» la que capturó la imaginación de todos, destacándose por su originalidad y conexión emocional. Este entusiasmo colectivo no solo demostró el potencial latente en nuestros estudiantes para reinterpretar y dar nueva vida a las historias clásicas, sino que también marcó el inicio de nuestra aventura hacia la reinvención de la enseñanza de la literatura, asegurando que el proyecto que emprenderíamos tendría una base sólida en los intereses y las pasiones de los jóvenes aprendices.

Este emprendimiento educativo no es solo un ejercicio académico, sino un verdadero encuentro entre generaciones, disciplinas y comunidades, buscando conectar a los jóvenes con la riqueza de la literatura clásica de una manera fresca y relevante. Para ello Sonia Alonso nos ha ido acercando profesionales actuales del mundo del cine, como la contribución de María Escrig, que trabaja desarrollando proyectos para Amazon Prime, inyectó una dosis de profesionalismo y conocimiento práctico invaluable, ofreciendo a los estudiantes las herramientas necesarias para transformar una obra literaria centenaria en un guion contemporáneo y cautivador.

Para garantizar una participación inclusiva y enriquecedora, el proyecto se estructuró en diversas fases, permitiendo que cada estudiante encontrara su nicho de acuerdo con sus pasiones e intereses personales. Desde la guionización y la dirección hasta la actuación, la edición y el diseño de producción, todos tuvieron la oportunidad de sumergirse en el aspecto del cine que más les apasionaba.

Para asegurar una participación activa y aprovechar las aficiones e intereses de cada alumno/a, el proyecto se desglosó en equipos especializados, cada uno bajo la guía de líderes apasionados y experimentados. En la dirección, Sonia Alonso encabezó el equipo, inspirando a todos con su visión. Javier tomó las riendas del script, mientras que el equipo de guion, compuesto por Isabela, Carmilla y Sara, contó con la supervisión de María Pareja. En producción, Emma lideró como productora ejecutiva, con Maymara en contabilidad, Natalia como runner, Ana en localización y Roque en asistencia de dirección.

El equipo técnico aprendió a manejar la cámara de vídeo con Vero Espinosa como directora, trabajando codo a codo con Adrià, Toño y Félix en enfoque e iluminación, Ismael Aiana les enseñó a manejar la cámara de fotos y dron. Aitana se ocupó de la claqueta, con Sara Kirkiacharian María y Patri aprendieron nociones básicas para recoger un buen sonido en directo, sumando la creatividad de Maya y Lea en el making of. El equipo de arte fue dirigido por Diego, con Mar en asistencia y una clase magistral de maquillaje por la profesional Aída Balaguer, siendo Paula y Rocío parte fundamental de este apartado.

Para la posproducción, Luis Bernal aportará su talento en la banda sonora, enriqueciendo el proyecto con su musicalidad. Este despliegue de talentos asegura que cada faceta del cortometraje sea manejada con dedicación y profesionalismo, reflejando el compromiso y la diversidad de intereses de nuestros estudiantes. Este enfoque colaborativo no solo fomenta el aprendizaje práctico sino que también celebra la individualidad dentro de un proyecto colectivo.

También nos visitaron Marc y Pau Cara, cofundadores de la @mostraudiovisual_alcora, invitando a la clase a proyectar el corto resultante de su trabajo durante todo el curso.

Lo verdaderamente maravilloso de este proyecto es cómo ha logrado reunir a una amplia gama de agentes de nuestro pueblo, desde profesionales del cine hasta exalumnos que un día caminaron por los mismos pasillos que nuestros estudiantes actuales. Estos colaboradores no solo aportaron su experiencia y conocimientos al proyecto, sino que también sirvieron como fuente de inspiración, mostrando a los jóvenes el potencial y las oportunidades que ofrece el lenguaje audiovisual. Más que un simple proyecto educativo, hemos creado una comunidad vibrante y unida por la pasión por el cine y la educación. Esta sinergia entre el pasado y el presente del centro educativo no solo enriquece el aprendizaje actual, sino que también siembra semillas de creatividad y colaboración para futuras generaciones. En esencia, hemos trascendido los límites tradicionales del aula para forjar un espacio donde el aprendizaje cobra vida a través de la conexión y la comunidad.

Voces femeninas: Wallada bint al-Mustakfi (Edad Media)

A lo largo de la extensa historia de la literatura, las mujeres han sido frecuentemente relegadas a un papel secundario, sus voces silenciadas por las normas sociales de sus épocas. Sin embargo, detrás de los velos de la historia, se ocultan las valientes historias y las poderosas palabras de mujeres que desafiaron las limitaciones de sus tiempos. En este blog, retrocederemos en el tiempo y exploraremos el impacto de las escritoras que, a pesar de las barreras impuestas por la sociedad, dejaron una huella imborrable en la educación y la literatura desde la Edad Media hasta el siglo XVIII.

Al trabajar con estas autoras en clase y en los trabajos de aula, no solo estás proporcionando una visión más completa de la historia literaria, sino que también estás presentando modelos de mujeres que desafiaron las convenciones de su tiempo y dejaron una huella.

Comenzamos con:

La princesa Wallada bint al-Mustakfi (994 – 26 de marzo 1091)

Wallada bint al-Mustakfi, una destacada poetisa andalusí, nació en Córdoba, hija de Muhammad al-Mustakfi y de una esclava cristiana de gran belleza. Fue una mujer muy diferente a los convencionalismos del siglo XI: prescindió de matrimonio o tutela masculina, impartió clases de lectura, escritura y poesía a otras mujeres de la época sin importar su condición estamental. Las crónicas cuentan que caminaba por las calles sin cubrirse el rostro con un velo y llevaba en su vestido bordado estos versos:

Por Alá, que merezco cualquier grandeza
y sigo con orgullo mi camino.

Doy gustosa a mi amante mi mejilla
y doy mis besos para quien los quiera.

Wallada vivió su infancia en casa de su padre, en un palacio conocido como la Munya del Romano. Tuvo como preceptor al maestro poeta Ibn Hazm, quien rápidamente se dio cuenta de que la joven tenía unas capacidades intelectuales sorprendentes.

A pesar de ser criticada muy duramente por los integristas, Wallada logró destacarse en el ámbito literario. Sus versos, llenos de pasión y anhelo, capturaron la atención del califa Qasim, quien la invitó a formar parte de su harén. Sin embargo, Wallada no tuvo ninguna relación sexual con el califa, quien se dedicó únicamente a adorarla.

Además de su talento para la poesía, Wallada también se destacó por su compromiso con la educación y la difusión de la cultura. Sin hermanos varones, se convirtió en la heredera de los derechos reales de su padre, que decidió vender. Esta decisión le proporcionó el apoyo financiero necesario para llevar la vida que había elegido: una vida de total independencia, sin la necesidad de un tutor masculino. Con este dinero también abrió un salón literario donde impartía sus enseñanzas a otros, creando un espacio de intercambio y aprendizaje que reunió a un grupo de tertulianas y escritoras.

La poeta es famosa por su relación con el poeta Ibn Zaydun. En Córdoba encontramos un monumento en honor a su historia de amor. En el templete se recogen los siguientes versos:

Tengo celos de mis ojos, de mi toda,
de ti mismo, de tu tiempo y lugar.
Aun grabado tú en mis pupilas,
mis celos nunca cesarán
.

Wallada

Tu amor me ha hecho célebre entre la gente.
Por ti se preocupan mi corazón y mi pensamiento.
Cuando tú te ausentas nadie puede consolarme.
Y cuando llegas todo el mundo está presente.

Ibn Zaydun

Su romance está bien documentado en los poemas que se intercambiaron, que reflejan una pasión intensa marcada por los celos. Esta relación fue interrumpida por la infidelidad de Ibn Zaydun. Detrás de este engaño estaba Ibn Abdús, un visir de la corte del califa que la quería y sobornó a una esclava de la bella joven para que sedujera a Ibn Zaydun. A partir de ese momento, Wallada escribió versos llenos de dolor y luego de sátira, mientras que Ibn Zaydun expresó su arrepentimiento. Independientemente de quién fuera, los versos del poeta revelan su arrepentimiento, del cual toda Córdoba fue testigo. Wallada, por otro lado, no lo perdonó y, según las crónicas, vivió bajo la protección de Abdús aunque se dice que recorrió al-Andalus exhibiendo su poesía.

Algunos de los poemas que muestran el dolor del engaño que le produce Ibn Zaydun:

Si hubieses sido justo en el amor que hay entre nosotros,
no amarías, ni hubieses preferido, a una esclava mía.
Has dejado la rama que fructifica en belleza
y has escogido rama que no da frutos.
Sabes que soy la luna de los cielos,
pero has elegido,para mi desgracia, sombrío planeta.

*****

Cuando te enteraste de lo mucho que te quiero
y supiste el lugar que ocupas en mi corazón,
y cómo me dejaba arrastrar por el amor, sumisa,
yo, que a nadie más que a ti consentí que me arrastrara,
te alegraste de que el sufrimiento cubriera mi cuerpo
y de que el insomnio pintara de negro mis párpados.
Pasa tus miradas por las líneas de mis cartas
y verás mis lágrimas mezcladas con la tinta.
Cariño mío: mi corazón se deshace
de quejarse tanto a un corazón de pura piedra.

La vida y obra de Wallada bint al-Mustakfi son un testimonio de la riqueza cultural de Al-Ándalus y del papel que las mujeres desempeñaron en la literatura y la educación durante la Edad Media. Su legado sigue vivo hoy en día, inspirando a nuevas generaciones de escritoras y poetas.