Escenario de aprendizaje: transformando la enseñanza de la literatura con teatro

En el mundo educativo actual, donde la tecnología y las metodologías innovadoras están transformando la forma en que se aprende, el teatro se presenta como una herramienta poderosa y dinámica para el estudio de obras clásicas de la literatura. Hay un viejo proverbio chino que reza: “Dime y olvidaré, muéstrame y podría recordar, involúcrame y entenderé”, este proverbio encuentra su aplicación perfecta en este contexto. El teatro promueve la participación activa de los adolescentes y les ayuda en la comprensión profunda de las obras literarias. Al incorporar el teatro en el aula, los estudiantes no solo son espectadores pasivos, sino que se convierten en actores y creadores, dando vida a los personajes, explorando las emociones y comprendiendo los matices del lenguaje y la cultura de la época. Esta experiencia vivencial no solo hace que el aprendizaje sea memorable, sino que también despierta su interés, fomenta la cooperación y mejora sus habilidades comunicativas. Así lo expone el profesor Tomás Motos a partir de una investigación aplicada en aulas de secundaria:

Las técnicas dramáticas por su propia naturaleza favorecen el desarrollo de los aspectos de la creatividad: fluidez, elaboración, expresividad, implicación personal y uso del lenguaje metafórico […]. Por otra parte, facilitan contextos con un clima favorable en los que es más fácil alcanzar la finalidad de la enseñanza conjunta de la Lengua y Literatura: el desarrollo de la capacidad de expresión y comprensión de distintos tipos de discursos, y de la capacidad de comunicación. (Motos, 1992-93: 75).

La aplicación didáctica del teatro en el aula se torna aún más enriquecedora cuando se adopta un enfoque innovador como el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) y la pedagogía teatral. En este contexto, se propone una metodología que va más allá de la simple lectura y análisis de textos clásicos. La creación de la compañía teatral no solo implica la formación de los estudiantes como actores, sino también como directores, productores y diseñadores escénicos, proporcionándoles un conocimiento práctico y completo del proceso teatral. Al asignar roles y responsabilidades en la producción de obras teatrales basadas en clásicos de la literatura, se fomenta el trabajo en equipo, la creatividad y el pensamiento crítico. Además, esta propuesta no se queda confinada al espacio del aula; brinda a los adolescentes la oportunidad única de presentar sus creaciones en festivales teatrales donde interactúan con otros jóvenes, como el Instifest o el encuentro de teatro juvenil (Trobada de Teatre Jove) organizado por la compañía Inestable y el Instituto Valenciano de la Juventud (IVAJ). Estos eventos no solo les ofrecen una plataforma para exhibir su talento, sino que también les permiten conocer diversas interpretaciones y perspectivas de forma que también les inculca un amor duradero por el teatro y la literatura.

El teatro se convierte en un medio muy adecuado para integrar los contenidos curriculares y es especialmente interesante en la asignatura de Lengua Castellana y Literatura porque genera nuevos ambientes de aprendizaje y constituye un lenguaje total en el sentido de interrelación con otras artes (Motos, 2009; Pareja-Olcina, 2021a, 2021b). El objetivo que se persigue con este trabajo es el de ofrecer una propuesta de innovación docente aplicable a la asignatura de Lengua Castellana y Literatura que permita desarrollar la creación de espacios de cooperación y aprendizaje significativos para los estudiantes, transformando el estudio de obras clásicas de la literatura española en una experiencia colaborativa y enriquecedora. Al fomentar la participación activa de los estudiantes a través del teatro y el trabajo en equipo, se busca trascender las barreras tradicionales del aula y proporcionar un ambiente donde los jóvenes puedan explorar, cuestionar y comprender los matices complejos de las obras clásicas. Este enfoque pedagógico no solo se centra en la adquisición de conocimientos literarios, sino también en el desarrollo de habilidades sociales y emocionales en la que forman parte agentes internos (el propio alumnado y la profesora de Lengua Castellana y Literatura) y agentes externos (encuentros juveniles, el proyecto Instifest, el Instituto Valenciano de la Juventud, el proyecto Inestable y el Teatre de la Joventut) con el objetivo de crear sinergias con todo el entramado social del entorno teatral y motivar para la cooperación.

Esta propuesta no solo busca enseñar literatura, sino también cultivar ciudadanos críticos y creativos que aprecien la importancia del arte y la cultura en la sociedad (Cienfuegos, 2016). Las explicaciones adicionales de los antecedentes contextuales y la metodología empleada del estudio se elaboran en las siguientes secciones.

En este nuevo artículo, publicado en El español como primera y segunda lengua: didáctica de la cultura que reflexiones de aula, editado por Teresa Fernández-Ulloa y Miguel Soler Gallo (California State University, Bakersfield), exploro cómo la integración del teatro en la enseñanza de la literatura puede revolucionar el aprendizaje en el aula. Este proyecto implementado en el primer año de Bachillerato ha demostrado ser una herramienta poderosa para mejorar la comprensión de los clásicos literarios y desarrollar habilidades expresivas y sociales en los estudiantes.

Puedes seguir leyendo los resultados de esta investigación publicada en: Pareja-Olcina, María. (2024). Escenario aprendizaje: transformando la enseñanza de la literatura con teatro. En El español como primera y segunda lengua: didáctica de la cultura y reflexiones de aula, Teresa Fernández-Ulloa y Miguel Soler Gallo (Eds.). California State University, Bakersfield, 891-1095. ISBN 979-8-218-37969-8. https://public.3.basecamp.com/p/8pAK1JW2LjTEbmKpR5KpcAaE [public.3.basecamp.com]

Literatura en acción

Este trimestre, alumnado de 4º de la ESO y 1º Bachillerato ha escogido la lectura de ‘La Edad de la Ira’. La propuesta lectora incluyó desde textos expositivo-argumentativos sobre temas de la obra hasta la representación teatral en el teatro El Raval de Castellón, organizada por Trobada de Teatre Jove. La experiencia se ha enriquecido con la participación del propio autor, Nando López, quien ha respondido a sus preguntas y les ha animado a respetar la diversidad para vivir en un mundo más plural.

Cine y literatura

Imagina transformar la manera en que los jóvenes perciben los clásicos literarios, convirtiendo obras centenarias en experiencias vibrantes y relevantes para el estudiante digital de hoy. ¿Cómo lograrlo? A través de la fusión de la literatura con la creación audiovisual, dando vida a personajes y narrativas que trascienden el tiempo. Este proyecto audiovisual único, nace de una chispa de inspiración de Sonia Alonso y Vero Espinosa. Ambas, con su experiencia en la creación de cortos han sido fundamentales en el diseño y adaptación de este proyecto innovador para la asignatura de Lengua Castellana y Literatura.

En el primer paso presentaron relatos propios que pudieran vincularse con los clásicos literarios previstos para este curso (1º Bachillerato). La respuesta fue muy creativa y variada, pero fue la trama inspirada en «El Quijote» la que capturó la imaginación de todos, destacándose por su originalidad y conexión emocional. Este entusiasmo colectivo no solo demostró el potencial latente en nuestros estudiantes para reinterpretar y dar nueva vida a las historias clásicas, sino que también marcó el inicio de nuestra aventura hacia la reinvención de la enseñanza de la literatura, asegurando que el proyecto que emprenderíamos tendría una base sólida en los intereses y las pasiones de los jóvenes aprendices.

Este emprendimiento educativo no es solo un ejercicio académico, sino un verdadero encuentro entre generaciones, disciplinas y comunidades, buscando conectar a los jóvenes con la riqueza de la literatura clásica de una manera fresca y relevante. Para ello Sonia Alonso nos ha ido acercando profesionales actuales del mundo del cine, como la contribución de María Escrig, que trabaja desarrollando proyectos para Amazon Prime, inyectó una dosis de profesionalismo y conocimiento práctico invaluable, ofreciendo a los estudiantes las herramientas necesarias para transformar una obra literaria centenaria en un guion contemporáneo y cautivador.

Para garantizar una participación inclusiva y enriquecedora, el proyecto se estructuró en diversas fases, permitiendo que cada estudiante encontrara su nicho de acuerdo con sus pasiones e intereses personales. Desde la guionización y la dirección hasta la actuación, la edición y el diseño de producción, todos tuvieron la oportunidad de sumergirse en el aspecto del cine que más les apasionaba.

Para asegurar una participación activa y aprovechar las aficiones e intereses de cada alumno/a, el proyecto se desglosó en equipos especializados, cada uno bajo la guía de líderes apasionados y experimentados. En la dirección, Sonia Alonso encabezó el equipo, inspirando a todos con su visión. Javier tomó las riendas del script, mientras que el equipo de guion, compuesto por Isabela, Carmilla y Sara, contó con la supervisión de María Pareja. En producción, Emma lideró como productora ejecutiva, con Maymara en contabilidad, Natalia como runner, Ana en localización y Roque en asistencia de dirección.

El equipo técnico aprendió a manejar la cámara de vídeo con Vero Espinosa como directora, trabajando codo a codo con Adrià, Toño y Félix en enfoque e iluminación, Ismael Aiana les enseñó a manejar la cámara de fotos y dron. Aitana se ocupó de la claqueta, con Sara Kirkiacharian María y Patri aprendieron nociones básicas para recoger un buen sonido en directo, sumando la creatividad de Maya y Lea en el making of. El equipo de arte fue dirigido por Diego, con Mar en asistencia y una clase magistral de maquillaje por la profesional Aída Balaguer, siendo Paula y Rocío parte fundamental de este apartado.

Para la posproducción, Luis Bernal aportará su talento en la banda sonora, enriqueciendo el proyecto con su musicalidad. Este despliegue de talentos asegura que cada faceta del cortometraje sea manejada con dedicación y profesionalismo, reflejando el compromiso y la diversidad de intereses de nuestros estudiantes. Este enfoque colaborativo no solo fomenta el aprendizaje práctico sino que también celebra la individualidad dentro de un proyecto colectivo.

También nos visitaron Marc y Pau Cara, cofundadores de la @mostraudiovisual_alcora, invitando a la clase a proyectar el corto resultante de su trabajo durante todo el curso.

Lo verdaderamente maravilloso de este proyecto es cómo ha logrado reunir a una amplia gama de agentes de nuestro pueblo, desde profesionales del cine hasta exalumnos que un día caminaron por los mismos pasillos que nuestros estudiantes actuales. Estos colaboradores no solo aportaron su experiencia y conocimientos al proyecto, sino que también sirvieron como fuente de inspiración, mostrando a los jóvenes el potencial y las oportunidades que ofrece el lenguaje audiovisual. Más que un simple proyecto educativo, hemos creado una comunidad vibrante y unida por la pasión por el cine y la educación. Esta sinergia entre el pasado y el presente del centro educativo no solo enriquece el aprendizaje actual, sino que también siembra semillas de creatividad y colaboración para futuras generaciones. En esencia, hemos trascendido los límites tradicionales del aula para forjar un espacio donde el aprendizaje cobra vida a través de la conexión y la comunidad.

Visualizando el futuro: actividad para que los adolescentes escriban

Ser docente representa un considerable desafío para motivar a jóvenes de diversos entornos, especialmente en una era dominada por la gratificación instantánea, donde los estudiantes encuentran dificultades para concentrarse en tareas cuyos beneficios se cosecharán a largo plazo. En España tenemos en secundaria unos 28 estudiantes por cada educador, una cifra que supera las posibilidades de proporcionar una atención verdaderamente personalizada.

Adaptarse y buscar estrategias que motiven a un alumnado diverso para escribir y conocerse a sí mismos es fundamental. Por ello, deseo compartir una actividad que demostró ser efectiva para fomentar la escritura. La propuse a estudiantes de 4º de la ESO, quienes debían redactar un ensayo corto sobre su futuro a corto plazo. Dado que en este nivel educativo tres años representan un cambio significativo, la tarea les brindaba la oportunidad de reflexionar sobre sus acciones presentes y lo que necesitan hacer para alcanzar sus metas. Estas habilidades son cruciales no solo para el éxito académico de los estudiantes, sino también para su desarrollo personal y capacidad de expresión.

Buscaba un tema que resonara con ellos, que los incitara a pensar en su futuro y, sobre todo, que los motivara a actuar y reflexionar. Por eso, les propuse la pregunta: «¿Dónde te ves dentro de tres años?«.

Los textos revelaron mucho más que simples aspiraciones juveniles. Vi el anhelo de crecimiento, la necesidad de independencia y el deseo de mantener lazos significativos con amistades y seres queridos. Sin embargo, hubo algunas redacciones que reflejaban una falta de visión de futuro, lo que a menudo se correlaciona con una menor motivación académica. Al conocerlos mejor, también resulta más fácil redirigir actividades y propuestas.

En la búsqueda de clarificar el camino profesional de mis estudiantes, decidimos explorar tres rutas laborales fundamentales: ser asalariado, autónomo o emprendedor, y funcionario. Para cada una de estas opciones, generamos una lluvia de ideas de palabras clave relacionadas con las competencias, habilidades y cualidades asociadas a esos campos. El objetivo era proporcionar a los estudiantes una visión clara de lo que cada camino implica y ayudarles a identificar con cuál se sienten más identificados según sus capacidades y aspiraciones. Por ejemplo, para ser asalariado, destacamos la importancia de la adaptabilidad y el trabajo en equipo; para el autónomo o emprendedor, la creatividad y la capacidad de asumir riesgos; y para el funcionario, la estabilidad y el servicio público. Esta actividad no solo los animó a reflexionar sobre sus futuros profesionales, sino también a evaluar sus intereses personales y habilidades actuales en el contexto de estas opciones de carrera.

La última palabra que aprendimos fue: RESILIENCIA, fundamental para seguir adelante.

El poder de la escritura radica en su capacidad para abrir puertas a nuevos mundos, tanto reales como imaginados. A través de la reflexión escrita, animamos a nuestros estudiantes a tomar las riendas de su futuro, enseñándoles que sus acciones de hoy son los pilares de sus logros de mañana y que la escritura nos permite conocernos mejor y poner nuestras ideas y pensamientos en orden.